Cuba ofrece sus jugadores en Europa... ¿como empresa de outsourcing?

Días atrás te comentábamos la noticia. Cuba anunciaba que cinco de sus jóvenes jugadores actuarían en el Porto, equipo portugués que disputa la Champions League, y que otros podrían seguirlos (tal vez a Brasil). Al mismo tiempo, están haciendo gestiones para que varias jugadoras de la isla pasen a jugar en la Liga Francesa. Ahora, Handball de Primera Radio nos cuenta más sobre la poco habitual forma que usará el handball cubano para ubicar sus jugadores en Europa: ¿Una forma de Outsourcing?


Días atrás te comentábamos la noticia. Cuba anunciaba que cinco de sus jóvenes jugadores actuarían en el Porto, equipo portugués que disputa la Champions League, y que se están haciendo gestiones para que varias jugadoras de la isla pasen a jugar en la Liga Francesa. Handball de Primera Radio nos da detalles sobre la poco habitual forma que usará el handball cubano para ubicar sus jugadores en Europa: ¿Una forma de Outsourcing?


Ver también:
Cuba empieza EXPORTACION de jugadores a Europa y Brasil!!


Outsourcing es una palabra inglesa ampliamente utilizada en español, cuya traducción a este idioma podría ser "sub-contratación" o "tercerización". El tema es simple. Si la Empresa A necesita, por ejemplo, guardias de seguridad, puede seleccionarlos y contratarlos ella misma o bien puede firmar directamente un contrato con la Empresa B especializada en el tema. Los guardias son empleados de B, pero trabajan en las instalaciones de A. A le paga mensualmente a la empresa B y no a los empleados.
Esto último es básicamente lo que se conoce como outsourcing.

Algo así parece estar intentando hacer Cuba para ubicar a sus jugadores de handball en el viejo continente. Handball de Primera entrevistó en su último programa a Lorenzo Maturel, quien fuera entrenador de la selección cubana femenina durante los últimos Juegos Panamericanos, y Maturel no sólo confirmó la noticia de la ida de jugadores de handball cubanos a Europa, sino que explicó los términos de los acuerdos.

De acuerdo a las palabras del mismo Maturel, todo se hace por medio de la empresa Cuba Deportes, que será la que firme contrato con los clubes. Es decir, el club interesado NO  firmará contrato con los jugadores, sino que lo hará con Cuba Deportes, empresa que actuará como "representante" de los deportistas. Es de imaginar, en consecuencia, que  Cuba Deportes recibiría a el dinero del club y pagaría posteriormente a los atletas (no se ha dicho, pero parece lógico imaginar que la empresa deberá descontar sus honorarios por los servicios de representación).

El club contratante recibe jugadores (probablemente jugadores jóvenes con enorme potencial, pero que tienen mucho que aprender debido a la falta de competencia internacional) y seguramente los recibe pagando mucho menos de lo que debería pagar en el mercado europeo por un jugador de similares características. De esta  manera es negocio redondo tanto para el club como el deporte cubano que ofrece a terceros los servicios de sus deportistas.

Maturel indica, además, que los jugadores cubanos tienen derecho a arreglar contrato con clubes extranjeros por su cuenta y por fuera de Cuba Deportes, pero que si lo hicieran quedarían excluidos de la selección nacional.

Tal vez, esto nos permite entender lo ocurrido con Maricet Fernández, central de la selección cubana femenina, que jugara la temporada pasada un partido con el Adesal Córdoba español. Luego de ese partido, se dijo que la jugadora rescindió contrato unilateralmente y no supimos más de ella hasta que esta temporada firmó para jugar por el Granollers. Maricet no volvió a jugar para Cuba, ni el Panamericano de La Habana ni los Juegos Panamericanos, por lo que podemos imaginar que se encuentra en la situación mencionada: Ella arregló por su cuenta con un club que le pagara más que el que le había conseguido Cuba y, como consecuencia, no volverá a ser citada por su selección nacional.




¿Podría pasar algo así con los jugadores cubanos que irían a Portugal?
Es posible y es un riesgo que el deporte cubano parece dispuesto a asumir. Cuando los jugadores tengan buenas actuaciones empezarán a recibir ofertas por mucho más dinero del que reciben y tendrán que optar: Ganar más ..o jugar por su selección. Si es como dice Maturel y los jugadores no firmaron contrato con el club, bien podrán cambiar de colores al final de le temporada sin que nada se los impida.
Será interesante ver como se manejan las tres partes involucradas en este tipo de transferencias. 

Por supuesto, es claro que las cosas están cambiando a pasos acelerados en Cuba y no debe darse por seguro que el país mantenga esa prohibición de convocar a selección a aquellos jugadores que arreglan por su cuenta. El objetivo cubano es clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y para hacerlo deberá ganar a la Argentina y a Brasil en los Juegos Panamericanos de 2019.
Mucho falta...y todo podría cambiar para ese momento.

Escuchá la muy interesante entrevista de Hanball de Primera a Lorenzo Maturel: INGRESAR




Foro de Mundo HandballComentarios, directamente en el foro
Sección: Jugadores