¿Fake News en la transmisión del Panamericano? Que el árbol no tape al bosque!

Una insólita situación se vivió ayer, durante la primera jornada del Campeonato Panamericano Adulto Femenino que se disputa en el estadio de SAG Villa Ballester, en Buenos Aires, Argentina. Te lo contamos, con la intención de que todos podamos centrarnos en lo realmente grave del tema .

Una insólita situación se vivió ayer, durante la primera jornada del Campeonato Panamericano Adulto Femenino que se disputa en el estadio de SAG Villa Ballester, en Buenos Aires, Argentina. Te lo contamos, con la intención de que todos podamos centrarnos en lo realmente grave del tema .

Durante el transmisión del primer partido del  torneo panamericano disputado entre Paraguay y Colombia, los periodistas a cargo de la transmisión "del streaming oficial de la competencia" mencionaron una noticia muy dura: Las dos arqueras de la selección de los Estados Unidos habían sufrido un accidente durante un partido amistoso previo y habían recibido 12 y 20 puntos de sutura en la cabeza, debiendo viajar una tercer arquera desde los Estados Unidos para poder cubrir la posición.

Ver también: Porterías no fijadas al suelo lesiona a dos arqueras de los Estados Unidos
La transmisión mencionada, repito, es el "streaming oficial" contratado por la Federación Panamericana de Handball o por la Confederación Argentina (el que corresponda, las autoridades son las mismas) y es brindada por un reconocido canal de TV, por medio de una plataforma propia de streaming.

En la noticia no explicaron que era lo que había ocurrido para generar esa situación. Cuando lo publicamos, haciendo referencia siempre a la sorpresa que había causado la noticia de la TV, nos aclararon desde otros medios argentinos que en la entrada en calor de un partido amistoso jugado un par de días antes, una portería (un "arco", como se lo llama en la Argentina) que no estaba firmemente sujeta al piso como indica las reglas se cayó sobre la cabeza de las dos arqueras, lesionándolas de esa manera.

(El artículo continúa debajo de este anuncio)


Ante el revuelo generado por tal grave situación, la Federación Panamericana de Handball publicó en su sitio web un comunicado oficial mencionando palabras más, palabras menos, que las arqueras sólo habían recibido dos y cuatro puntos de sutura, que Estados Unidos no había solicitado un cambio en la lista para incluir una posible tercer arquera y que una de las lesionadas iba a jugar esa noche ante Brasil, quedando la otra probablemente desafectada de la competencia.

Ver también: Comunicado oficial de la PHF sobre la salud de las arqueras de los Estados Unidos

La desmentida oficial (al propio canal oficial) es brindada por la Federación Panamericana, quien aclara que Estados Unidos está muy feliz con la organización del torneo porque, claro, este accidente no ocurrió durante el torneo y no ocurrió en el estadio donde se juega el torneo continental.
Por supuesto, el comunicado oficial omite indicar como se lesionaron las dos arqueras, así que tenemos que dar por válidas las versiones de la prensa que indican que se les cayó una portería sobre la cabeza.

En sintonía con el comunicado oficial, una de las arqueras de Estados Unidos efectivamente jugó anoche contra Brasil, así que parece lógico imaginar que la situación no la cantidad de puntadas recibida en la cabeza no fue tan alta como lo mencionó la TV argentina. Ahora bien, más allá del revuelo generado por una noticia errónea dada en un medio oficial, no podemos permitir que algunas cosas queden en el olvido.

Imaginemos que Argentina fuera a jugar el mundial de Francia y en un amistoso previo un arco se hubiera caído sobre la cabeza de Schulz y García. Uno de los arqueros iba a poder jugar el primer partido del mundial (con puntadas en la cabeza) y el otro no puede jugar ¿Que diríamos?¿Minimizaríamos el hecho como parece intentar hacer la federación  panamericana?

El handball argentino necesita una profunda reflexión, porque esto que ha ocurrido no es una situación aislada: Muchos de los arcos de handball están sueltos durante las competiciones oficiales (al menos en Buenos Aires), y esto probablemente ocurra porque se piensa, desde clubes y jugadores, que tenerlos de esa forma amortigua un posible golpe de la cabeza de un jugador contra los postes.
Esto parece cierto...
Ver también: Al borde de la tragedia: ¿No hay solución?

Pero también es cierto que si un arco se cae sobre la cabeza de los jugadores (sobre todo sin son niños) puede ocasionarles graves lesiones, e incluso la muerte. ¿Cuantas veces leemos en los periódicos que un arco (de otros deportes) se cayó y ocasionó serias lesiones?

¿Que diría un abogado si una portería se cae y lesiona de gravedad a una persona porque está suelta cuando las reglas indican claramente que deben estar fijas?
Los clubes deben protegerse a si mismos y evitar estos posibles inconvenientes legales.

Por supuesto, el club podrá argumentar que la Federación Organizadora es la culpable, porque ellos juegan con los arcos sueltos desde hace años y su estadio pasó todas las inspecciones sin que ninguna autoridad le dijera que había que corregir el problema

La noticia habrá sido en parte falsa o exagerada, pero la situación ahí esta!
Que el árbol no tape el bosque!!
El problema que tenemos son las porterías sueltas en el handball argentino!!
Alguien deberá hacer algo!