El Veszprem húngaro la empieza a cruzazulear al estilo del club mexicano

Insólita decisión del Veszprem hungaro ante lo que considera resultados indignos para un club de su trayectoria ¿Similar a lo que ocurrió con el Cruz Azul mexicano en 2003? ¿Le servirá para revertir la situación?

Una de las cosas más insólitas que recuerde del mundo del fútbol sucedió en 2003. El club mexicano Cruz Azul había llegado a la final de la Copa Libertadores de América en 2001, mostrando un muy buen nivel de juego y perdiendo la final contra Boca Juniors, por penales.

En 2003 no empezó bien el torneo y no tuvo victoria alguna en los 9 primeros partidos.
Cualquiera hubiera solucionado ese tema cambiando el entrenador, pero el Cruz Azul fue más allá.
No sólo despidió al entrenador, sino que también despidió.... a todos los jugadores!.


Efectivamente, el Cruz Azul rescindió el contrato a cada uno de los jugadores del plantel y luego les ofreció volver a contratarlos por un salario menor, en base al rendimiento que mantenían en ese momento.
Algunos se fueron con el pase libre en su poder y otros bajaron la cabeza y aceptaron.

Desde ese momento nunca más el Cruz Azul ganó nada.
En la prensa mexicana hasta le inventaron una palabra "cruzazulear".

Frases como"la cruzazulea otra vez" son utilizadas en los periódicos cuando, por ejemplo, ganan un clásico 3 a 0 al final del primer tiempo y terminan perdiendo 4 a 3. O cuando tiene una final en el bolsillo, les empatan el minuto 93 con un gol de cabeza del arquero contrario y terminan perdiendo por penales (casos reales de los últimos tiempos).

Pasando al handball, el Veszprém húngaro parece ir por los mismos pasos.

Espacio de publicidad - El artículo continúa debajo


En 2015 (mayo) el Veszprem jugó la final del Final Four de la Champios League, perdiendo con el Barcelona de Karabatic. En el segundo semestre del mismo 2015 despiden a su entrenador, el español Antonio C. Ortega y dejan al equipo en manos de su ayudante, Xavier Sabaté.

Con Sabaté vuelven a jugar en 2016 la final de la Champions League perdiendo el título de manera insólita. Ganaban 28x19 al Kielce polaco cuando faltaban 14 minutos. Terminaron empatando en 29 y, tras la prórroga que también terminó en empate, perdieron por penales.

En 2017 vuelven a jugar el Final Four de la Champions por tercer temporada consecutiva. Pierden por uno la semifinal y se quedan con el tercer lugar.

Nada mal, diría cualquiera.
Sin embargo, ese mismo año no renuevan a Sabate y traen a Vranjes como entrenador para la segunda parte del 2017.

En el inicio del 2018 no les va bien. Perdieron un partido en la liga local y perdieron el partido de ida de los octavos de final de Champions (como visitas y por 7 de diferencia ante el Skjern).

La solución adoptada por los directivos fue suspender el pago de sueldo a los jugadores y al cuerpo técnico por falta de actitud y por considerar inaceptables los últimos resultados..
Hasta evaluar el rendimiento del equipo en los próximos partidos, solo les pagará un salario mínimo.

En el comunicando del club que anunciaba el castigo, se lee:
"...el club considera que algunos resultados de esta temporada son inaceptables, sobre todo por la propia actuación y actitud. Esto es indigno de la tradición de un club que tiene más de 40 años de historia y ofende a cualquiera que haya contribuido o contribuya actualmente para que la historia de este club tenga éxitos cada vez mayores"
Este sábado, el Veszprem recibirá al Skjern en el partido de vuelta necesitando remontar 7 goles.
¿Lo logrará o cosechará los mismos  resultados que el Cruz Azul mexicano?

Si remonta... ¿habrá más equipos de handball que adopten estos castigos ejemplares?

Claro... habría que saber si es legal lo que hace el Veszprem.
¿Habrá una clausula en el contrato contemplando esta posibilidad?
¿Habrá clubes que quieran agregar una clausula similar en el futuro?


Enlaces patrocinados