Jugadores amateurs rehenes del handball profesional

Las peripecias que los jugadores deben pasar para volver a jugar de manera amateur tras firmar contrato profesional con un club europeo. ¿Sabes lo que indican las reglas IHF sobre transferencias de jugadores?

Las redes argentinas se están haciendo eco de una preocupante situación administrativa que involucra a los jugadores de nuestro continente americano.

Imaginemos a un joven jugador que juega todos los fines de semana en una competencia amateur de algún país del continente americano. Un día, surge para ese jugador la posibilidad de actuar profesionalmente en algún club europeo. El club que lo contrata, obviamente, se hace cargo de los gastos, inclusive del transfer internacional que hay que pagar, y el jugador marcha contento y con muchos sueños a iniciar su carrera profesional.

Cuando por el motivo que sea ese jugador decide retornar a su país, ya sea porque simplemente se acabó el contrato y no consiguió renovar o fichar por otro club, o porque simplemente quiere volver a su país de origen y convertirse nuevamente en "amateur",  debe pagarse nuevamente el transfer internacional que tiene un valor de 3.000 francos suizos (aproximadamente U$S 3.000).

Los clubes amateurs, típicamente, no se pueden hacer cargo de pagar esa cifra, por lo que deberá ser el mismo jugador el que la pague... o se quedará sin poder jugar!!.
  • Si el jugador actuó largos años en Europa y tuvo buenos contratos, no tendrá seguramente problemas en pagar para retornar y finalizar su carrera actuando en algún club amateur de su país de origen.
  • Si el jugador, en cambio, es un joven que firmó un contrato profesional "mínimo" pensando en la posibilidad de crecer y obtener luego un mejor contrato, es probable que haya vivido "con lo justo". Si se vuelve pronto de Europa es probable que no haya ahorrado lo suficiente para pagar semejante cantidad de dinero. .
Espacio de publicidad - El artículo continúa debajo


Abonar esa cantidad para volver a jugar en un club amateur parece totalmente desproporcionado.

De esta forma los jugadores son rehenes del profesionalismo y no pueden salir de él!!
O se quedan a jugar en Europa, o piden un préstamo para pagar el transfer y volver a jugar en un club amateur de su país de origen...

Es el caso del argentino Lucas Grandi que no se adaptó a la vida en Francia y rescindió contrato con el Billere de ese país pensando que iba a poder jugar en River Plate, su cluyb de origen. (Lea  más en SuperHandball: Link): 

Si vuelve a ljugar en la Argentina debe pagar el transfer internacional y no tiene los recursos para hacerlo. Por ello, se quedará 6 meses sin jugar, esperando el inicio de la temporada siguiente en Europa para tratar de fichar con algún equipo español... y seguir siendo profesional, porque otra cosa no puede hacer.

Es el caso de Grandi el que dispara esta nota, pero esto mismo ocurre con muchos otros jugadores que deciden retornar al handball amateur "volviendo de otro continente" aún cuando ya han finalizado su contrato profesional.

Las reglas de transferencia IHF

Hay que explicar que todas las transferencias realizadas entre clubes de dos continentes diferentes deben hacerse obligatoriamente por medio de la IHF (Federación Internacional de Handball). Así, los aranceles a pagar son determinados por este organismo que no parece tener en cuenta la situación existente para los jugadores que quieren (o deben) "salir del profesionalismo..."

Las transferencias entre clubes "de un mismo continente" se hacen por medio de la Federación Continental correspondiente, solamente "informando" a la IHF, por lo que en estos casos todo es diferente y las cantidades involucradas son menores. .

En la Argentina reiteradamente se termina hablando de esta situación y de los problemas que ocasiona a los jugadores que retornan a su país luego de actuar en Europa.
En otros países del continente americano, siempre me quedó la duda de si verdaderamente se efectúa el transfer internacional de retorno, o si los jugadores vuelven a jugar en su propio país sin haberlo realizado, porque en algunos casos parece imposible que pudieran pagarlos. (El jugador sigue fichado por el club europeo y nadie pregunta por su situación. En teoría, es como si el jugador se hubiera alejado de las canchas y terminado su actividad deportiva).

Agrego: Es así o es que los jugadores de estos países están bien asesorados y firman "contrato como amateurs", usualmente con equipos de segunda o tercera división, como se sugiere más abajo?


Las reglas IHF hablan de dos tipos de transferencias: para jugadores profesionales y para jugadores  amateurs.

Jugador profesional es quel que tiene contrato firmado y recibe por su trabajo como jugador "una cantidad superior a los gastos en que él incurre". Todos los otros son considerados Jugadores Amateurs(Art 1 y 2, Código de Elegibilidad de Jugadores IHF: Link)

  • Las transferencias realizadas totalmente de manera amateur (un jugador es amateur en un club y sigue siendo amateur al ser transferido a un club de otro contiente) pagan sólo U$S 300 (150 para la Federación Nacional de origen y 150 para la IHF).
  • Las transferencias que involucren  algún tipo de profesionalismo (ya sea de jugador profesional a  jugador profesional, de jugador amateur a jugador profesional o de jugador profesional a jugador amateur), pagan en todos los casos U$S 3000 (1500 para la Federación Nacional de origen y 1500 para la IHF, siempre en pases entre clubes de diferentes continentes).

Lo vemos en el Artículo 5 de las Regulaciones Financieras de la IHF, actualizadas a enero 2018 (Ver imagen inferior)

Regulaciones Financieras de la IHF - LINK


Y para la IHF, una vez que un jugador firmó un "contrato profesional" seguirá siendo considerado como "profesional" hasta 12 meses después de finalizado el contrato firmado, momento en que se transformará en jugador amateur. A partir de ese momento, para toda transferencia se lo considera como "jugador amateur en el origen" (Art 12.1,  Regulaciones para transferencias entre Federaciones: Link).

Esto quiere decir el jugador "profesional" que quiere retornar a un club "amateur" del continente americano procedente de Europa deberá:

  1. Pagar U$S 3000 para el transfer internacional, o
  2. Estar un año sin jugar para que se lo considere nuevamente amateur y pagar sólo U$S 300 en lugar de U$S 3000.

Conclusiones

Dado que nadie en la dirigencia de la IHF parece preocuparse por la situación,  y dado que no parece haber posibilidades de modificar las cifras involucradas en la transferencia, parece interesante hacer algunas observaciones .

1. Dado que la Federación de origen del jugador amateur recibe US$ 1500 cada vez que uno de los jugadores de su país se va a Europa, situación que ayuda al crecimiento de su selección nacional...
¿No debería dicha Federación Nacional en cuestión ayudar económicamente al jugador que retorna al país y al amateurismo ?
Al menos, sería justo considerar esto para los jugadores que vuelven rápido de Europa (por ejemplo antes de los dos años), y ayudando con una cantidad algo inferior a lo recibido desde la IHF(Por ejemplo: ¿50%? ¿75%?)

Agrego: ¿Las Federaciones Nacionales de origen están renunciando a cobrar esas cantidad para favorecer la partida de sus jugadores a Europa?  ¿Pueden renunciar a cobrar esa cantidad?

2. ¿Los jugadores que marchan a Europa son conscientes de esta situación?
¿Están correctamente asesorados?
Si van a jugar en un club Europeo y a "vivir con lo justo" porque reciben sólo compensación de los gastos ¿Pueden firmar un contrato "como jugadores amateurs"? (de acuerdo a lo mencionado más arriba, en la definición IHF de jugador profesional, esto parece posible)
¿Es esto válido en algún país?.
¿Cuánto cobrarían los jugadores con estos contratos "sólo por los gastos"?

Un tema muy interesant!!.
Fundamentalmente, los jugadores deben asesorarse con gente profesional antes de "ir a cumplir su siueño profesional en Europa"... porque luego todo puede complicarse!!.



Enlaces patrocinados