Las designaciones arbitrales y las cuestiones políticas en Panamérica

La IHF designó dos parejas arbitrales de alto nivel para el Panamericano de Groenlandia. ¿Era necesario? Parece que sí...pero no tanto por "nivel", sino por cuestiones "políticas"

Un  par de días atrás publicábamos el listado de árbitros que participará en el Campeonato Panamericano Adulto Masculino de Groenlandia 2018, y algo sigue haciendo ruido en mi cabeza: La IHF ha enviado DOS parejas arbitrales europeas de altísimo nivel mundial a Groenlandia (y no sólo una como hacía en los Campeonatos Panamericanos anteriores).

  | Ver también: ¿Panamericano complicado? La IHF designa DOS parejas europeas de altísimo nivel para el Panamericano de Groenlandia 

Está claro que, volando desde Europa, Groenlandia no queda  tan lejos como para los Sudamericanos.
Desde Croacia, lugar de origen de una de las parejas designadas, habría menos de cuatro horas de vuelo hasta Islandia, y luego se necesitan sólo otras tres horas más para llegar desde allí a Nuuk, Groenlandia.

Pero, más allá de esa relativa cercanía .. ¿Era necesario enviar DOS parejas de alto nivel?
¿Cambió algo respecto a los Panamericanos anteriores?

Ya te contamos que la selección de Cuba no llegó a Groenlandia (LINK), pero la IHF no lo sabía al momento de hacer las designaciones arbitrales. Por ello, en este análisis nos ponemos en el lugar de la IHF y asumimos que Cuba juega el Panamericano.

Cuba participaría por primera vez con jugadores "profesionales" y Groenlandia, que tiene un jugador en la división superior de Dinamarca y otros 3 o 4 en la segunda división de ese país, juega en su propia casa (habrá que ver si el hecho de jugar ante su público le juega a favor o en contra, por eso de las presiones). El nivel de juego, en consecuencia, claramente podría ser superior a los panamericanos anteriores.
Pero, sigue la pregunta.. ¿se necesitaba traer DOS parejas europeas TOP?

Argentina y Brasil presentan parejas arbitrales experimentadas (una pareja de cada uno de estos países, aunque Brasil tiene nominada una pareja adicional más joven ). En el caso de Argentina, Lenci-López Grillo vienen de arbitrar tres mundiales adultos y un par de Super-Globes, semifinal incluida. La pareja brasileña, Nilson-Rogerio,  arbitró en dos juegos olímpicos y ya perdí la cuenta del número de mundiales adultos a los que asistió.

Con estas dos parejas, más aportes de las parejas panamericanas más jóvenes designadas de URU, BRA y CUB (por cierto,  no sabemos si los árbitros cubanos llegaron)... ¿Era necesario traer dos parejas europeas?
La respuesta es sí... y no estoy pensando en el nivel de los árbitros panamericanos (de lo que hable en el párrafo precedente), sino que pienso en temas políticos.

Por si alguien no se dio cuenta, ya no tenemos UNA Federación Panamericana, sino que ahora tenemos DOS (una Confederación Norte-Caribe y una Confederación Sur-Centroamericana), que por esta vez juegan todas juntas por sólo tres plazas al mundial.

Espacio de publicidad - El artículo continúa debajo

Y en este limbo político en el que estaremos hasta tanto el TAS se manifieste sobre la división del continente impuesta por la IHF, con algunas Federaciones Nacionales que parecen mantenerse fieles a Mario Moccia (presidente de la Panamericana) y con otras que habrían optado por seguir a Hassan Moustafa (presidente de la IHF) y su división, es claro que la Federación Internacional necesita árbitros de "continentes neutrales" en este Panamericano. 

A los árbitros les da lo mismo. Ellos arbitran el partido lo mejor que pueden y no se meten en política ni en divisiones continentales. Sin embargo, los directivos sí lo hacen y es bueno que la Comisión Arbitral de la IHF, que es la que en este momento reina en Panamérica, tenga la posibilidad de designar "neutrales" para que nadie vea cosas raras donde no las hay.

Porque así como hemos mencionado algunos de los muy buenos antecedentes de las parejas Lenci-López Grillo y Nilson-Rogerio, hay que indicar que en Panamérica ocurría algo que sería inaceptable en otros ambientes: La semifinal de Brasil era pitada casi siempre por árbitros argentinos y la semifinal de Argentina era pitada casi siempre por árbitros brasileños.
¿Por qué?
Porque eran los mejores y porque los otros países panamericanos no solían tener árbitros de nivel tal que les permita arbitrar con garantías encuentros definitorios con muchos jugadores profesionales en cancha de los dos lados. El partido final (típicamente ARG-BRA) era generalmente "reservado" para la única pareja europea designada.

En el medio de la batalla política en Panamérica...¿Sigue siendo lógico esta distribución arbitral en posibles cruces semifinales Sur vs Norte/Caribe?
Evidentemente no es.lógico.

Claro... traer una pareja europea adicional le quita el lugar a una pareja Panamericana y le da partidos de peor nivel a las que acudieron a Nuuk, con las menores posibilidades de desarrollo que esto conlleva.
Las parejas uruguayas están creciendo, lo mismo que la cubana.
¿Que otros países tienen parejas arbitrales de buen nivel en el Continente Americano?

Enlaces patrocinados - El artículo continúa debajo

Porque sin meternos en profundidad en el tema., siempre me pareció claro que desde la dirigencia de la Federación Panamericana nunca se había dado el apoyo político y económico necesario para que haya  más parejas panamericanas arbitrando en Mundiales.

Los países que vienen haciendo un buen trabajo desde hace años en temas arbitrales son siempre los mismos, y están todos juntitos en Sudamérica: ARG-BRA-URU. Aunque ya lo explicamos mil veces, hay que señalar que para crecer en el mundo arbitral se necesitan
  1. competencias locales regulares, 
  2. instructores locales de nivel, y 
  3. apoyo dirigencial ($$ y respeto a las decisiones / sugerencias de los instructores). 
Son pocos los países que tienen las tres cosas.
Los países que carecen de alguno de los puntos mencionados deben recibir ayudas externas (a sus instructores y a sus árbitros) para que estos últimos tengan más posibilidades .

Desde hace décadas, parecería que los únicos árbitros con nivel para arbitrar mundiales adultos son de ARG-BRA... y con ARG-BRA jugando semifinales no parece lógico designarlos en el Panamericano.
(Notaron que típicamente va una sola pareja americana a los mundiales adultos, mientras que Asia y África muchas veces tienen dos parejas designadas? ¿Tendrá que ver con la falta de apoyo político que reclamábamos más arriba?)

Para colmo, vemos que en el Panamericano de Groenlandia ni siquiera hay número similar de parejas arbitrales de cada una de las regiones panamericanas.(4 del Sur, dos de ellas con experiencia en mundiales adultos, y 2 del Norte/Caribe, ninguna con experiencia en mundiales adultos)

Y aquí volvemos al tema del apoyo político y económico al desarrollo arbitral:
Observando la misma web oficial de la Federación Panamericana de Handballn (LINK), hay SIETE parejas de nivel IHF en Sudamérica (tres de ARG, dos de BRA y dos de URU). El Norte-Caribe, en cambio, sólo tiene dos parejas (una de CUB y una de USA, con la novedad que la pareja de USA ahora estaría viviendo en Europa y parecería NO tener tanta disponibilidad para arbitrar en nuestro continente como antes).

Y se hizo referencia a los árbitros "nivel IHF", porque si hablemos de las categorías de "árbitros continentales en Panamérica", vemos en la misma web mencionada que hay 18 parejas de la región Sur-Centro, contra sólo 2 de la región Norte -Caribe (GRL y MEX). Ambas, en la categoría continental más baja.
¿Cuánto tardará el  "Norte-Caribe" en tener nuevas parejas nivel IHF?

¿Pudo hacer algo más la antigua Federación Panamericana para subir el nivel de esas regiones?
Si no se le asignan recursos para estos fines, poco podía hacerse desde la Comisión Arbitral..y a esto llegamos.

Conclusiones

Buena para mí la decisión de la IHF de traer dos parejas arbitrales de Europa.
No tanto por el nivel, sino más que nada por los temas políticos involucrados.

Por supuesto, la Comisión Arbitral del torneo podría repetir los mismos esquemas anteriores en cuanto a las designaciones. Pero es bueno que tenga la posibilidad de la carta de "neutralidad" y no solo la de la carta del "nivel".

Y, por cierto, esperemos que cuando todo se defina en el TAS (ya sea tengamos una o dos Federaciones Continentales), haya el suficiente apoyo político y económico para que los árbitros de todo el continente puedan desarrollarse.