Tiempos complicados para el handball argentino. En lo deportivo y parece que también en lo institucional

Se vienen tiempos complicados para el handball argentino. Varios temas que pasan por lo económico, lo deportivo, el aislamiento en el que está quedando la Confederación Argentina, y ahora un nuevo problema: el institucional, con una situación que podría explotar en los próximos días. Lo comentamos

Se vienen tiempos complicados para el handball argentino.
Varios temas que pasan por lo económico, lo deportivo, el aislamiento en el que está quedando la Confederación Argentina, y ahora un nuevo problema: el institucional, con una situación que podría explotar en los próximos días.
Lo comentamos...

Sobre el aspecto deportivo ya te hemos comentado lo que ocurre con la selección masculina que disputará en menos de un mes el campeonato mundial de Alemania y Dinamarca.

Dos importantes jugadores zurdos, Federico Pizarro y Pablo Vainstein, han sufrido graves lesiones y se encuentran recuperándose tras haber recientemente pasado por el quirófano. 

Julián Souto Cueto, quien parecía ser el indicado para reemplazarlos en el lateral derecho, fue suspendido provisionalmente en Brasil y, aunque parece que la cosa se va aclarando y la suspensión le ha sido levantada, no está incluido en la lista de 28 jugadores que la Confederación Argentina envió a la Federación Internacional de Handball para disputar el mundial.

Diego Simonet también se encuentra lesionado y su presencia en el mundial sería dudosa, al menos respecto a las condiciones físicas en las que pudiera llegar.

Además, el entrenador Manolo Cadenas se despediría luego de este mundial dejando el equipo sin entrenador a pocos meses de la cita más importante del ciclo olímpico que se jugará en Lima 2019.. y no tenemos ni la menor idea de lo que va a ocurrir con su futuro porque la decisión no pasa ni por entrenador ni por la Confederación Argentina. La decisión final sobre la continuidad de Cadenas al mando del seleccionado argentino la tomará el Brest, algo realmente insólito.

Todo esto, sin la menor información de parte del organismo nacional.

La  posible salida de Cadenas, que firmó con el Brest bielorruso comprometiéndose a dedicación exclusiva al club luego del mundial 2019, parece deberse a un tema económico, con una deuda de la Confederación Argentina meses atrás reconocida por el mismo entrenador español en el programa radial Handball de Primera.

Espacio de publicidad - El artículo continúa debajo
En el deporte argentino las cosas no parecen marchar bien en cuanto a los apoyos que se reciben del estado, y el 2019 se avizora todavía más complicado en ese aspecto.

En este mismo sentido, el económico, hay un tema que comienza a ventilarse en el handball argentino: La Confederación Argentina de Handball volverįa a cargar con  la posibilidad de financiarse por medio del aporte de las afiliadas, quienes a su vez deberían recargarse en sus propios jugadores para poder pagar la membresía anual.

Meses atrás, una resolución de la Confederación Argentina de Handball había puesto en pie de guerra a alguna de sus afiliadas más importantes al quererse implementar en aquel momento un seguro nacional para todos los jugadores, algo que ya existe y existía a nivel afiliadas y, también, al pretender cobrar aranceles a cada una de estas afiliadas dependiendo del número de jugadores que cada una de ellas tuviera.

En aquel momento todo se había solucionado tras intensas reuniones, pero ahora parece que la Confederación Argentina vuelve sobre el tema y pretendería que cada afiliada pague una membresía anual de $500 por cada jugador que éstas tuvieran registrados.

Claramente, esto desatará reacciones.
La Fe.Me.Bal de Buenos Aires, por ejemplo, la federación "provincial", por llamarla  de alguna manera, más poderosa del handball argentino,  tiene más de 15.000 jugadores afiliados.

De aprobarse esta medida, sólo es cuestión de sacar la cuenta: la Confederación Argentina tendría 7,5 millones de pesos en sus arcas (cerca de 200 mil  dólares)  sólo de parte de la Fe.Me.Bal, algo que representa una cantidad 20 veces superior a la que estaba pagando. (En la actualidad, todas las federaciones provinciales pagan un valor diferente de membresía anual, pero relacionado con  un porcentaje sobre la cantidad de votos que tienen asignados en las Asambleas y no estrictamente por la cantidad de jugadores afiliados que poseen).

  • Nota: (corregida la cantidad de 7,5 millones, error de teclado, que corresponde mas o menos a U$S 200 mil). Nuestras disculpas por el error.

Es fácil imaginar que ese esa carga económica debería trasladarse a los jugadores, que serían los que terminarían pagando.

Esta medida  deberá ser aprobada en la próxima Asamblea de la Confederación Argentina de Handball para que entre en vigor.
Habrá que esperar por las reacciones de las federaciones provinciales afiliadas, pero ya hubo una durísima nota de la fe.me.bal respecto a este tema.

Esta situación estaría demostrando que la Confederación Argentina podría estar  previendo serias dificultades económicas para el 2019.

Enlaces patrocinados - El artículo continúa debajo


En el plano de las relaciones internacionales, la Confederación Argentina de Handball parece estar cada vez más aislada.

Ya te contamos que tres importantes federaciones nacionales del continente (Chile Brasil y Paraguay), le dieron el sí a la división panamericana impuesta por la Federación Internacional, quedando la Argentina como uno de los pocos países que todavía estaría resistiendo a ese cambio.

Con una federación nacional con pocos recursos económicos y sin el apoyo institucional de la Federación Internacional, el futuro se ve muy complicado. Lo más preocupante, claro, es el aspecto institucional.
Habrá que estar atentos a lo que ocurra en las próximas semanas.