Sur - Centro: A cruzar los dedos para que llegue Venezuela.. o se perderá una plaza al mundial

Venezuela no llegó a disputar su primer partido en el Torneo sur y centroamericano clasificatorio al mundial Junior. Si no llegara, se perdería una plaza al mundial.


Se disputó hoy la jornada inaugural del Torneo Sur y Centroamericano Junior Masculino clasificatorio al Mundial de España 2019.

En el campo, Chile derrotó a Colombia tras una primera mitad muy pareja y Brasil goleó a Paraguay.

    Ver también: Torneo Sur y Centroamericano Junior Masculino: Resultados y streaming

Sin embargo, lo más interesante no es lo que pasó, sino lo que dejó de pasar: Venezuela no llegó a su primer partido en la competencia, y el comité organizador se lo dio por perdido 00x10 (ante la Argentina).

La información fue dada a conocer por la Confederación Argentina de Handball mediante su cuenta de Twitter, y no hay por el momento más información oficial que esa: No se indica, por ejemplo, si Venezuela, que imaginamos llegará en la madrugada de mañana, sigue en la competencia o si seguirá participando "fuera de ella".

Recordemos que el torneo sólo tiene (esperando la llegada de Venezuela) seis equipos participando y todo se define por puntos, sin partido final.

Una diferencia de gol otorgada fuera del campo de juego puede, evidentemente, definir al campeón o, inclusive, al tercer puesto qué sería el último que otorgaría boleto al mundial.
Urge que los organizadores indiquen la solución reglamentaria a esta posible situación.

Y hay otro hecho interesante que no podemos obviar: las normas IHF exigen que en los torneos clasificatorios haya el doble de equipos participando que plazas ese continente tenga asignadas al mundial.


Espacio de publicidad - El artículo continúa debajo
Como hay tres plazas mundialistas, debe tenerse obligatoriamente 6 equipos jugando, o se perderá una plaza.

Esto implica que si Venezuela no llega al lugar de juego, o si fuera retirado de la competencia, la región Sur y Centro perderá una plaza al mundial, quedando solamente lugares para los dos primeros de la competición (pasando la plaza libre a Europa, que es el continente del campeón mundial reinante en la categoría).

A estar atentos a las novedades sobre el arribo de Venezuela y las decisiones de la IHF sobre el sistema de definición del torneo porque, recordamos, que la IHF es en realidad la organizadora del torneo!!

Y parece haber sólo dos opciones, si es que Venezuela arriba a Colombia, claro está:

1.- el torneo se juega normalmente considerando que la Argentina ganó 10 a 0 a Venezuela (y si hay un empate en un partido definitorio habrá que aceptar que ése fue el resultado del partido de la jornada inaugural y no discutir), y

2.- a Venezuela se lo saca de la competición (se le permite seguir jugando sin que sus resultados tengan influencia en el torneo), con lo que la definición de la competición sería lógica y justa, pero se perdería una plaza al mundial.

Muchos están proponiendo de las redes sociales esperar a ver si Argentina y Brasil empatan en la última jornada y, entonces,
A) jugar tiempo de prórroga, para definir al campeón, o
B) anular en ese momento todos los partidos disputados por Venezuela (y si no hay empate, considerarlos válidos)

Habría que recordar que esto es un torneo IHF clasificatorio mundial, y que por eso hay que darle la seriedad correspondiente.

Aplicar alguna de esas soluciones 'si se da un empate en un partido definitorio" sería algo con sentido común, pero sería bajar el nivel del torneo a nivel de un "partido de solteros contra casados".

Las reglamentaciones deberían fijarse en este momento, no  se puede cambiar posteriormente las reglas "en base al sentido común si hay un empate"

 ¿Y si empataran, por ejemplo Venezuela y Chile en un partido que podría ser definitorio por el tercer puesto y que se juegan la jornada 2?

La lógica, para no perder plazas y darle la mínima seriedad al torneo es aceptar el 10 a 0 y cruzar los dedos para que no haya empate en un partido decisivo. Claro, como dice el título, primero debemos cruzar los dedos esperando que llegue Venezuela.


Enlaces patrocinados - El artículo continúa debajo