Mario Moccia (ARG) renunció a la presidencia de la Federación Panamericana

Poco antes de la realización del Congreso que dividiría a la Federación Panamericana de Handball en dos mitades, Mario Moccia presentó su renuncia al cargo de presidente de la institución.

Ayer te informamos que la Comisión de Ética de la Federación Internacional de Handball (IHF) había suspendido al argentino Mario Moccia por violaciones al Código de Ética de la institución, en especial (según había informado la institución internacional a sus afiliadas) en lo que hace al capítulo de Buen Gobierno.

      Ver también: Mario Moccia suspendido por la Comisión de Ética de la IHF

En un hecho que parece bastante curioso, la IHF nos informa también que pocos días después de presentada una apelación contra la suspensión, y pocos días antes de la realización del Congreso IHF que decidiría la separación definitiva de la Federación Panamericana en dos mitades, Mario Moccia presentó su renuncia a la presidencia de la Federación Panamericana de Handball, cargo que ostentaba desde 2012.

La noticia de la renuncia es algo antigua, pero no se había difundido y no deja de sorprender. La secuencia fue la siguiente:
  • 16 de abril: la Comisión de Ética comunica la decisión de suspender a Mario Moccia
  • 29 de mayo': el directivo argentino apela esa suspensión
  • 11 de junio: Moccia renuncia a la presidencia de la Federación Panamericana de Handball
  • 3 de julio: el Congreso IHF decide la división de la Federación Panamericana en dos mitades con 145 votos a favor y ninguno en contra (sólo una abstención)
Espacio de publicidad - El artículo continúa debajo

Desde hacía ya bastante tiempo se sabía que todos los países del handball panamericano estaban de acuerdo en la separación del continente en dos mitades.
Además, la Federación Panamericana de Handball estaba suspendida por la IHF, por lo que no podía tomar decisiones.
En definitiva, Mario Moccia estaba gobernando una institución "fantasma".

¿Por qué no renunciar antes y ahorrarle problemas a todo el mundo?
La lógica es imaginar que Moccia quiso tener derecho a hablar en el Congreso de IHF, cosa que la suspensión le impidió (Recordemos que la suspensión le impedía ingresar al congreso, al igual que ingresar a cualquier reunión del organismo internacional y a cualquier competición organizada por la IHF).

La Federación Panamericana sigue existiendo dado que no se ha comunicado la disolución legal de la misma. Ahora es el uruguayo Julio Noveri quien ostenta el cargo de presidente.
Enlaces patrocinados - El artículo continúa debajo